Servicio al Cliente    01 55 5528 3230 
La-lectura-y-los-hábitos

La-lectura-y-los-hábitos

  15-03-2018     nacional   Esteban Sánchez Núñez

La literatura es una de las bellas artes íntimamente ligada a las letras, a la palabra escrita. Podría definirse como el arte o técnica cuyo medio de expresión es la palabra, especialmente, la escrita. De aquí, se desprenden los innumerables textos de diferentes estilos y géneros que informan, educan y/o crean.

La lectura estimula la mente porque nos hace imaginar y “viajar” al pasado, al futuro o vivir intensamente el presente. Es una máquina del tiempo que nos transporta a otras épocas y nos sitúa en ellas, propiciando que vivamos lo que está aconteciendo en ése o en aquel momento; nos permite además, mejorar la memoria, la ortografía y el vocabulario.

También nos ayuda a aumentar los conocimientos acerca de nuestra cultura y de otras culturas, o de personas y sociedades de distintos tiempos.

¿Mejora la concentración? Por supuesto. Mientras leemos, nuestra mente se sumerge ese inmenso mar de palabras y frases que nos hacen olvidar el momento, y perdernos entre párrafos y hojas que sutilmente, introducirán en nosotros, nuevos conocimientos y por añadidura, un mayor desarrollo intelectual.

Mediante la lectura, no sólo se adquieren conocimientos, sino que además, permite tener un léxico más amplio, aprender las reglas de gramática, y sobre todo, realizar recorridos fantásticos, sin tener que moverse del asiento.
Después de la invención de la imprenta, fueron los libros los que llevaron los pensamientos, primero, de un pueblo a otro, después, de ciudad en ciudad, y más tarde, a todos los continentes, bañando al mundo con letras, para que hoy, tengamos la oportunidad de aprender y discernir.

En nuestros días, la expresión escrita es invaluable fuente de conocimiento; es la piedra angular de la educación y una manera de conocer más allá de donde nuestro pie se ha posado. La literatura es pues, el mejor medio para crear espacios, situaciones determinadas y hasta mundos propios.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), revelaron en 2013 que, de un total de 108 países en los que se realizó una encuesta sobre los índices de lectura, México ocupó el penúltimo lugar con 2.8 libros al año. De acuerdo la más reciente encuesta levantada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) a través del Módulo de Lectura (Molec), cada mexicano adulto lee en promedio 3.8 libros al año, lo que nos coloca como uno de los países con menor índice de lectura.

Más allá de las estadísticas, sabemos que, a los mexicanos, el hábito de leer no nos distingue, que los libros no forman parte de nuestros artículos de uso común, y que muy ocasionalmente, aparecen en la lista de compras. Es innegable que el mundo en el que vivimos, plagado de tecnología, hace que todavía más, los individuos se alejen de las librerías.

Los videojuegos, la internet y dentro de ésta, las redes sociales, ocupan un lugar preponderante en el diario vivir de las personas, principalmente de jóvenes que utilizan gran parte de su tiempo para interconectarse con situaciones o con gente que muchas veces ni siquiera conocen.

Se han hecho reformas a la Educación y realizado ajustes al Modelo Educativo en los últimos años, sin embargo, el gusto por la lectura quizá sea un problema cultural, y también económico. En este último caso, es comprensible que las regiones más marginadas, en donde aún hay analfabetismo y miseria, la adquisición de libros, sea muy escasa. En resumen, el nivel de lectura también está ligado al contexto socioeconómico de las distintas zonas, porque no lee la misma cantidad de textos una persona de clase alta, que una de la clase media o baja, que es muy numerosa.

Por lo tanto, la tarea del docente en estas condiciones, no es fácil; pero sí tiene la posibilidad de realizar actividades de lectura, que permitan crear en los estudiantes un dinamismo de trabajo, con textos relacionados a sus actividades y quehacer cotidiano. Dicha actividad se vuelve más rica, cuando el autor de dicho texto, interactúa de manera personal con el alumno, y les expone sus experiencias,
lo que, sin duda, es muy motivante para este último.
#Biblioinforma #BlogBiblioinforma
#ElMismoError
#AutoresMexicanos

Escribeme a :
E-mail esanchezn@live.com.mx

Sigueme en :
Facebook


DESTACADOS

¿Qué leen actualmente los estudiantes? (Primera Parte)

¿Qué leen actualmente los estudiantes? (Primera Parte)

  Esteban Sánchez Núñez

  13/08/2018

Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús

Templo Expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús

  Arturo De Labra

  01/08/2018

La lectura y el desarrollo cognitivo

La lectura y el desarrollo cognitivo

  Esteban Sánchez Núñez

  18/07/2018

El problema de la comprensión lectora

El problema de la comprensión lectora

  Esteban Sánchez Núñez

  27/06/2018

El-Coloso:-Cuarta-Parte

El-Coloso:-Cuarta-Parte

  Luis Farias Mackey

  11/05/2018

El-Coloso:-Tercera-Parte

El-Coloso:-Tercera-Parte

  Luis Farias Mackey

  10/05/2018

El-Coloso:-Segunda-Parte

El-Coloso:-Segunda-Parte

  Luis Farias Mackey

  09/05/2018

El-Coloso:-Primera-Parte

El-Coloso:-Primera-Parte

  Luis Farias Mackey

  07/05/2018